Por este motivo, los diabéticos deben acudir al urólogo.


La diabetes y las infecciones del tracto urinario están estrechamente relacionadas. Las personas con diabetes son más propensas a sufrir infecciones del tracto urinario (ITU), problemas de vejiga y disfunción sexual. La diabetes a menudo empeora las afecciones urinarias porque puede afectar el flujo sanguíneo, los nervios y la función sensorial del cuerpo.

La diabetes es una enfermedad en la que el nivel de azúcar en sangre es demasiado alto. La glucosa es considerada  la principal fuente de combustible del cuerpo y proviene de todos los  alimentos que consumimos.

xx

Una vez que el cuerpo descompone los alimentos, La glucosa llega a la sangre. Esta azúcar es requerida por  las cedulas del cuerpo para obtener energía, pero la glucosa necesita tener una hormona llamada insulina para ingresar a las células. El páncreas, una glándula grande detrás del estómago, es donde se produce la insulina.

Cuando una persona no tiene diabetes, el páncreas produce la cantidad necesaria de insulina para poder  trasladar el azúcar de la sangre a las células . Sin embargo, en las personas que si tienen  diabetes tipo 1, el cuerpo no puede producir la  insulina. En cambios las personas con diabetes tipo 2, el cuerpo no produce ni utiliza la insulina de forma adecuada. A esto se le llama comúnmente  resistencia a la insulina. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. El contenido excesivo de sangre puede dañar los riñones, los ojos y otros órganos.

Los médicos usan la prueba de A1C para ver cómo se trata la diabetes. Este análisis de sangre proporciona datos sobre los niveles de azúcar en sangre de una persona durante los últimos meses.

La diabetes puede resaltar y causar muchos problemas que deben ser atendidos con un urólogo, como son :

Afecciones de la vejiga e infecciones del tracto urinario

  • Disfunción sexual
  • insuficiencia renal

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*