Gracias a la medicina, tiene una nueva cara y se ve bien.

Hoy en día existen miles de enfermedades y afecciones prácticamente nuevas y, por lo tanto, se desconocen sus tratamientos.

Sin embargo, a través de la ciencia y la medicina, cientos de personas que sufrían estas patologías han podido recobrar su tranquilidad.

  

Este fue el caso de un niño que nació con una condición genética que provoca deformidades del cráneo, conocida como síndrome de Crouzon.

xx

Este niño fue tratado por el doctor Alexander Stratoudakis en el Centro Helénico 8Hcc) en la ciudad de Atenas, Grecia; comenzando con el relieve del cráneo y el cerebro a través de la expansión.

La operación consistió en instalar un “distractor osteogénico” para estimular el crecimiento óseo.

Afortunadamente, la operación fue un éxito, y además de la mejora estética del pequeño, se favoreció su respiración y su visión.

Su cambio es tan drástico que el pequeño está muy agradecido a los médicos por la atención y el esfuerzo que le han brindado.

Comparta su hermosa historia y envíenos buenos deseos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*